22 mar 2020

MOTIVACIÓN E INSPIRACIÓN EN CUARENTENA

MOTIVACIÓN E INSPIRACIÓN EN CUARENTENA

Sin lugar a dudas el 2020 marcará un antes y un después en la historia mundial debido a la crisis sanitaria, social y económica del coronavirus (Covid-19). Es increíble que algo sólo visible a los ojos de un microscopio pueda alterar el destino de la humanidad. 

Todos mis objetivos deportivos han tenido que aplazarse o posponerse, la motivación ha cambiado. Y no os voy a engañar, en los primeros días de este confinamiento me he sentido vacío y sin un rumbo emocional por el que guiarme, como siempre hago.

Debido al Covid-19 la gran mayoría de los ciudadanos nos hemos tenido que enfrentar a una nueva situación, estar encerrados en casa, privados de nuestra libertad y disminuyendo considerablemente nuestro contacto social. Nos hemos visto envueltos en una autentica cuarentena en el sentido más literal de la palabra. Personalmente he tenido la misma sensación que cuando conduzco mi coche rumbo a la Valdería a realizar uno de mis entrenamientos y tengo que frenar en seco porque un corzo se cruza en mi camino. En cuestión de horas he tenido que frenar mi ritmo de vida, he tenido que pasar de hacer 20 kilómetros todos los días por caminos y montañas, a tener que conformarme con sudar en mi rodillo. Todos mis objetivos deportivos han tenido que aplazarse o posponerse, la motivación ha cambiado. Y no os voy a engañar, en los primeros días de este confinamiento me he sentido vacío y sin un rumbo emocional por el que guiarme, como siempre hago.

En esta situación nueva en la que mi ánimo había caído, las emociones dispersas y sin encontrar un sentido claro a por qué debía de sacar ganas todos los días para entrenar, apareció en un whatsapp de Carlos Suarez, un nueva oportunidad para despertar ilusión, motivación y un nuevo rumbo emocional. Apareció Obsession, un documental cargado de aventura y paisajes que hacen soñar y, sobre todo, mucha inspiración. Reconozco que desde muy pequeño me ha gustado el alpinismo extremo, me flipaba con tíos como los hermanos Huber o el propio Carlos cuyo primer recuerdo que tengo de él es subiendo la Oeste del Urriello sin cuerda y saltando al vacío desde su cima. Pero nunca he tenido el valor suficiente para conocer mi máximo nivel en este bonito deporte. Aún así, siempre he encontrado inspiración en actividades como la que se muestra en Obsession. No dudéis en gastar un ratillo de vuestro tiempo y disfrutar de este viaje por Patagonia y sus montañas, sin duda, unas de las más impresionantes del mundo, y no precisamente por su altura. A veces las cosas más pequeñas tienen más poder de cambiarnos que las más grandes y visibles.

 

Comentarios