5 Nov 2016

Hasta siempre 2016

Hasta siempre 2016

13 meses... esa es la cifra que contabiliza la duración de mi última temporada deportiva. Nunca antes había sido capaz de encadenar tantos meses de entrenamiento y competiciones y aunque el sabor final ha sido un tanto agridulce he de ser sincero conmigo mismo y ser consciente de que al empezar la temporada hubiera firmado un 4º puesto en la general de la Copa del Mundo y 2 medallas en Campeonatos de España absolutos. Siempre he sido muy exigente conmigo mismo y siempre me he fijado en lo que queda por conseguir y no en lo que he conseguido. No me gusta resaltar mis resultados deportivos pero la verdad que me hace ilusión ver todas las carreras seguidas de esta temporada:

2º Transcandamia

1º Trail Balboa

3º Tres Valles Trail

3º Campeonato de España de Ultratrail (RFEA)

1º Biosfera Trail

1º Truchillas-Vizcodiyo 

11º Zegama-Aizkorri (Copa del Mundo)

SUBCAMPEÓN DE ESPAÑA DE CARRERAS DE MONTAÑA (RFEA)

8º Campeonato de España de Montaña (FEDME)

24º Campeonato de Europa de Montaña (European Athletics)

5º Livigno Skyrace (Copa del Mundo)

10ª Comapedrosa Skyrace (Copa del Mundo)

1º Villalfeide-Polvoreda (Copa Castilla y León)

7º Ultraks Zematt (Copa del Mundo)

1º Desafio Contiendas

6º Limone Extreme (Copa del Mundo)

4º GENERAL COPA DEL MUNDO ISF

47º Campeonato del Mundo de Ultratrail (IAAF) y medalla de plata por selecciones.

1h11'09" Campeonato de España de Media Maratón.

No son unos números que austen, ni mucho menos. Pero me siento orgulloso, orgulloso de haber podido encadenar estos 13 meses con tantas ganas y con tanta ilusión. Sé que queda margen de mejora, que aún se puede correr mucho más rápido y que aún hay proyectos ilusionantes por realizar. Pero ahora es tiempo de descansar, de reposar todas las emociones vividas en este 2016 y de engordadar jejeje. 

En Portugal no salieron las cosas como pensaba, es más, me llevé un buen susto por la forma de la que acabé la carrera, llegando a poner en peligro mi vida. No lo hice a posta, ni mucho menos, pero sé que son cosas que en este deporte le pueden pasar a cualquiera, incluso al más preparado. No busco tener una salud de hierro con este deporte, si buscara eso no intenatría correr lo más rapido posible por las montañas. El deporte de alto rendimiento no es salud. Pero a mi me gusta hacerlo como lo hago porque disfruto, me transmite un montón de emociones que otras actividades no son capaces a hacerlo. Hay una cosa que tengo clara, la vida es para exprimirla, disfrutarla y sobre todo gastarla. De nada nos sirve conservar nuestra vida pues antes o después se va a ir. 

Después del susto ya estoy bien, todo está volviendo a la normalidad y mi mente ya piensa en nuevos proyectos que espero que pronto puedan ir teniendo forma. Este invierno volveré a mis orígenes pasando más horas en la montaña y retomando el alpinismo que tanto me hizo disfrutar de niño pero sin olvidarme de correr algún cross que tanto me gusta aunque sea un paquete jejeje.

Nos vemos en las montañas. 

 

Comentarios