4 Jan 2018

EL MAÑANA NO EXISTE

EL MAÑANA NO EXISTE

Ya hemos dado los primeros pasos en 2018. Atrás quedan un montón de recuerdos, de experiencias y emociones vividas con las que hemos conseguido subir un peldaño más en escalera más larga que podemos subir, la de la vida. Aunque no lo quieras, empiezas a pensar en un nuevo año en los objetivos y planes que tienes para esos 365 días nuevos que tienes por delante. Piensas en el calendario, en las carreras que tienes en mente… No os pasa que a veces quieres que llegue rápido un determinado día para disfrutar de un momento o una experiencia que ni siquiera sabemos si llegará a ocurrir. A mí sí. 

Es curiosa la forma que tiene de trabajar la mente humana. Esa forma que tiene de trabajar nuestro cerebro nos impide estar en el presente, en el ahora y como consecuencia nos perdemos un montón de experiencias muy positivas que pasamos por alto ya que nuestra mente siempre está en otro sitio. Cuántas veces estamos en una conversación con un buen amigo y nuestros pensamientos se van a lo que tenemos que hacer mañana. El mañana no existe. O cuando estamos en el fisioterapeuta y nuestra mente trabaja en el hipotético de que mañana me moleste o no… ¡es inútil! No lo sabremos hasta mañana. Son algunos ejemplos de que nuestra mente, no sé por qué, rara vez está en el momento presente, impidiéndonos disfrutar del ahora. El mañana no existe. Con trabajo empiezo a ser consciente de que las pequeñas cosas como abrocharse los cordones de las zapatillas antes de entrenar puede ser una experiencia positiva o que de nada sirve darle vueltas a si saldrá el entrenamiento de esta tarde según lo previsto. Vamos demasiado acelerados, pendientes de momentos que están en el futuro y no sabemos si ocurrirán o no. 

Mi propósito para este 2018 es conseguir estar en el momento presente, en lo que realmente está ocurriendo para no perderme nada de lo que pueda vivir. Realmente, si queremos tener éxito en un hipotético futuro, hay que poner nuestra atención en el presente, el mañana aún no existe.

¡Qué tengáis un buen año! 

Comentarios